Quitando el cinturón de castidad a la Edad Media

Como mito, el cinturón de castidad medieval nace en el siglo XVIII. Ilustrados como Diderot y Voltaire hicieron referencia al uso de este artilugio en la Edad Media con fines autocomplacientes y autojustificadores. La idea de su existencia pasó a muchos libros de investigadores y divulgadores de finales del XIX y primeras décadas del XX, no tan sólo porque no quisiesen criticar las ideas de Diderot y Voltaire, sino porque encontraban en algunas fuentes medievales fuertes indicios para creer en su existencia.

 

La semana pasada el término cinturón de castidad vivió un aumento significativo en su número de búsquedas en Google. Es decir, que mucha gente se sintió interesada por saber qué era este artilugio y su historia, animada por los hechos acaecidos en Águila Roja. Y aunque Águila Roja sea una ficción ambientada en el siglo XVII, la sabiduría popular dicta que el cinturón de castidad es un invento medieval. Y ahí fue cuando los de A vivir que son dos días me llamaron y pude hablar sobre el tema con Javier del Pino, Javier Cansado (un beso compañero!) y Marisa Toro (programa del día 4-10-2014, sección En construcción, a partir del minuto 18). Desde aquí, mi más sincero agradecimiento:

La charla fue concisa pero breve. Lo básico quedó dicho: ni caballeros, ni damas, ni cruzadas. Pero nunca está de más el saber por qué creemos en este mito sexual del Medievo, sobre todo cuando el libro The medieval chastity belt. A myth-making process, de Albrecht Classen, nos saca de dudas. El autor deja muy claro desde el principio que el uso del cinturón de castidad en la Edad Media es un mito, al menos como método popular para que las mujeres no fueran infieles a sus maridos mientras estos estaban ausentes. Dejando a un lado los graves problemas de salud que acarrearía a una mujer portar uno de estos cinturones para evitar infidelidades, lo cierto es que existían otros métodos mucho más sencillos que pasan desde el miedo a la justicia, las amenazas, el dormir acompañada en la misma cama por una criada, el ir a dormir a casa de la vecina o, como no, la red de vecinos que todo lo ven y todo lo dicen. Por supuesto, no podemos descartar que a alguien se le ocurriera idear el cinturón de castidad y que lo llevara a la practica, pero estaríamos hablando de casos aislados y, no como dicta la sabiduría popular, de una práctica socialmente conocida y extendida.

 
Puesto que la documentación medieval no se hace eco del uso real de este artilugio, no se sabe a ciencia cierta de donde surge la idea de usar un cinturón de castidad para evitar relaciones sexuales indeseadas. Es muy probable que el origen de la idea no esté en contentar a los maridos medievales celosos, sino en las mujeres que tenían miedo de ser agredidas sexualmente. En una sociedad tan machista como la medieval, una mujer violada podía convertirse en una mujer que había provocado y buscado esa relación sexual, pasando de víctima a culpable. La búsqueda de un método eficaz para evitar una violación sigue en pie en nuestros días en lugares donde las agresiones sexuales son una plaga.

 
Como mito, el cinturón de castidad medieval nace en el siglo XVIII. Ilustrados como Diderot y Voltaire hicieron referencia al uso de este artilugio en la Edad Media con fines autocomplacientes y autojustificadores: su siglo, el siglo de las luces, representaba la civilización frente a la barbarie pasada, la época medieval. La idea de su existencia pasó a muchos libros de investigadores y divulgadores de finales del XIX y primeras décadas del XX, no tan sólo porque no quisiesen caer en el mal gusto de criticar las ideas de los ilustres Diderot y Voltaire, sino porque encontraban en algunas fuentes medievales fuertes indicios para creer en su existencia.

 
La primera se encuentra en el Bellifortis, el manual del arte de la guerra de Konrad Kyeser escrito entre 1402 y 1405. No se sabe todavía qué llevó al autor a incluir el cinturón de castidad en su obra. La segunda referencia es la multitud de dibujos y grabados erótico-satíricos de finales del XV y del XVI donde aparecen mujeres portando cinturones de castidad. Y la tercera nos lleva a la Padua de inicios del siglo XV. Su señor, Francisco II de Carrara, obligaba a su mujer y a sus amantes a portar cinturones de castidad para que no mantuvieran relaciones sexuales con otros hombres.

(más…)

Sexo en la Antiguedad, Sexo en la Edad Media: el podcast

Salud e graçia!

 
Mi más sincera bienvenida para aquellos que han llegado a este blog de Historia de la sexualidad en la Edad Media a través de Cuadernos de Bitácora. Para aquellos que no lo sepan, Carlos Ruiz y el resto de amigos de Cuadernos de Bitácora fueron muy amables, y a la vez muy curiosos, al dedicar un podcast a la sexualidad en la Historia, exactamente en el mundo antiguo y medieval (muchas gracias a todos!) Para mí era muy importante que en ese viaje en el tiempo me acompañara Ignacio Monzón (Gratias ago!) por dos motivos. El primero, porque entre los dos abarcábamos un período de tiempo que ha sido bastante mitificado a nivel sexual: ni en la Antigua Roma eran tan liberales ni en la Edad Media eran tan castos. Y segundo, porque tendemos a olvidar que todo, absolutamente todo, tiene un pasado; y eso incluye a las ideas, los comportamientos, las actitudes. La Edad Media es heredera de Roma, y a la vez nosotros somos herederos del medievo. También a nivel sexual.

 
En este podcast os encontrareis muchas cosas sobre la sexualidad en la Edad Antigua y Medieval: cómo se entendía la moral sexual, roles sexuales, qué se podía hacer a nivel sexual y qué no, orígenes de la moral sexual cristiana, anticonceptivos, algo de moral sexual islámica, aborto e infanticidio, sexo anal como método anticonceptivo, usos de la alimentación para aumentar la líbido o para disminuirla, conocimientos anatómicos y científicos sobre el placer, masturbación, juguetes sexuales, la necesidad de controlar la sexualidad femenina, sexo oral, homosexualidad, la sexualidad del clero, el honor, pecados sexuales, el origen de mitos como el del cinturón de castidad o el derecho de pernada, pornografía, existencia y cumplimiento de las normas sexuales, enfermedades venéreas, sexo entre personas de diferente religión…

 

 

 

http://cuadernosdebitacora.com/sexoantiguedad

(más…)

Sexo medieval, Ser Historia y métodos anticonceptivos (eficaces) en la Edad Media

Salud e graçia!
Tal vez algunos de vosotros hayáis llegado a este blog dedicado a la sexualidad en la Edad Media, al sexo medieval, gracias al programa de radio Ser Historia (programa número 190, 10-2-2013). Sed bienvenidos. El sexo en la Edad Media, y por lo general en toda la Historia, es un mundo lleno de clichés e ideas preconcebidas por nuestra parte, lo cual convierte la Edad Media en un mundo donde la sexualidad y todas sus manifestaciones están acalladas por el mundo eclesiástico. Bajo la potente influencia de la Iglesia medieval, pensamos que nuestros antepasados no se atrevían a pensar que el sexo no fuera pecado, y por tanto vivían reprimidos, llenos de tabúes, pecando cada vez que el sexo aparecía mínimamente en sus vidas. Y luego vinimos nosotros al mundo y liberamos el sexo de sus cadenas. Nada más lejos de la realidad. Tal y como deja entrever la entrevista en Ser Historia, la gente en la Edad Media no estaba más reprimida que nosotros y, cuando lo estaba, no era la influencia eclesiástica la más poderosa. Sí, eran diferentes a nosotros, pero también sexuales:

Todavía compartimos con las gentes del Medievo ideas, valores y preocupaciones. En muchos aspectos las cosas han cambiado pero en otros no tanto, tal y como se puede ver en muchas entradas de este blog. Por poner un ejemplo que aparece en la entrevista de Ser Historia, la gente usaba anticonceptivos. Como nosotros, ellos también querían que sus relaciones sexuales fueran estériles tanto dentro como fuera del matrimonio; sólo buscaban el placer sexual. No obstante, la mayor parte de las veces esos amuletos, remedios y bebedizos fallaban… salvo a las prostitutas.

(más…)