Entre La India y nuestro medievo: agresiones sexuales

Leo en diferentes periódicos cómo una nueva violación en La India aumenta la tensión en el país. En este último caso la víctima es una niña de 5 años raptada y violada por un vecino. Según los periodistas, la policía no atendió debidamente a los padres de la víctima a la hora de denunciar los hechos. Como ser humano la lectura de esta noticia hace que se me caiga el alma a los pies; como medievalista recuerdo casos parecidos en la documentación medieval castellana que me hicieron (y aún me hacen) un nudo en el estómago.

 
La violación de niñas no es un caso aislado en el tiempo y en el espacio a La India del 2013. Entre los años 1474 y 1500 Ricardo Córdoba de la Llave detectó en la documentación del Registro General del Sello medio centenar de violaciones, cuatro a niñas de 12 años y tres donde ellas tenían 13 años, así como la violación de una de once, otra de diez, otra de nueve y, finalmente, una de siete. El mismo autor localizó en el Archivo de la Corona de Aragón el caso de una niña de 5 años violada en 1441. A través del análisis de estos y otros casos Ricardo Córdoba de la Llave escribió una de las obras fundamentales, y fundacionales, de la Historia de la sexualidad en la Castilla medieval. El instinto diabólico. Agresiones sexuales en la Castilla bajomedieval (Universidad de Córdoba, 1994) no es un libro fácil porque, aunque nos muestre actitudes ante la sexualidad, formas de entenderla, virginidad, honra… lo que las fuentes nos relatan, y por tanto de lo que el libro se hace eco, es de violaciones. La Edad Media era un mundo de violencia; también en el sexo.

 
Los paralelismos que encuentro entre lo que los periodistas dejan ver sobre las actitudes ante las violaciones de adolescentes y adultas en India y lo que Córdoba de la Llave relata, no son desdeñables. El miedo al qué dirán y la desconfianza al sistema son comunes. Al dolor físico y psíquico vivido por la víctima hay que unirle la vergüenza, no sólo personal sino también familiar, de que el acto transcienda al resto de la sociedad. El silencio era una opción para las castellanas de ese final de siglo al igual que para las indias, un silencio también propiciado por las dificultades del proceso: en La India es difícil que la policía escuche a la víctima, en la Edad Media costaba demostrar que la relación sexual no fue consentida y que la honra de la mujer merecía ser enmendada a través de la justicia. En parte es por esto por lo que Córdoba de la Llave encontró tantas violaciones a niñas y pre adolescentes: casi no había que demostrar que en la relación no había mediado consentimiento alguno.


De todos los aspectos tratados en El instinto diabólico (quiénes son los protagonistas y cuál es su relación, cúando se realiza la agresión, dónde, marco legislativo, proceso judicial… así como numerosos datos venidos de Aragón, Valencia, Cataluña, de Francia y de Inglaterra) me gustaría destacar el dedicado al destino vivido por las adolescentes y jóvenes adultas violadas. Casarse con el agresor era la solución más que deseada si ella tenía más de 12 años y ninguno de los dos estaba comprometido. Se cree que muchas violaciones no eran denunciadas porque la familia y el agresor llegaban a esta solución sin necesidad del juez. Otra opción era que el violador buscara a su víctima un marido o que la compensara económicamente: la buena fama y honra perdidas eran sustituidas por un aumento sustancial de la dote, necesarias para casarse o para entrar en un convento. Pero si el juicio no daba la razón a la víctima sus perspectivas de casarse y de vivir una vida normal se ensombrecían. Puede que nunca se casase, o puede que optase por una relación de barraganía o de concubinato, opciones de vida en pareja menos seguras y estables que el matrimonio eclesiástico. Finalmente, las menos afortunadas podían acabar sus días mendigando o prostituyéndose. Supongo que ahora se entiende el por qué algunos días se me atragantan especialmente las noticias del periódico.

Compártelo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Digg
  • del.icio.us
  • Reddit
  • BarraPunto
  • De.lirio.us
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Live-MSN
  • Meneame
  • Technorati
  • Twitter
  • Wikio ES

No Responses to “Entre La India y nuestro medievo: agresiones sexuales”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Montaillou, aldea occitana (y sexual), de 1294 a 1324 | Sexo Medieval - [...] por una descendencia bastarda y el uso de anticonceptivos, o la excepcional ausencia de violencia en sus relaciones [...]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>